miércoles, 8 de febrero de 2017

Ángel de la Muerte

Cual llama encendida, la furia brota de tus ojos refulgiendo intensamente, penetrando en cada alma, fundiendo sus cimientos. Las alas se despliegan en la profundidad de la noche, resaltando ante la tela blanca que cubre la tenebrosa figura.
El terror se esparce cada mañana dentro de sus corazones. El estruendo de la puerta al abrirse retumba en sus cabezas, entonces la brisa lleva las plumas dentro y las fuertes pisadas se oyen hasta los confines de la tierra. Pero…
Tu rostro se descubre, tu sonrisa sale a la luz, paraliza los corazones, neutraliza las emociones. El aire se detiene. Corre el sudor, la sangre hierve. Brota el llanto silencioso cuando la hermosa bestia extiende su dedo. Cualquier alma te llevas contigo, al infierno las haces descender, al terror las arrastras otra vez.
Tu fuerte presencia invade cada rincón. Tu fría conciencia contamina el ambiente exterior. Educados modales, falsa piedad, a los corazones quieres engañar, y con grandes trucos claro que lo harás.
Brota una epidemia de pavor cada vez que tu nombre es mencionado. Condicionas la supremacía del gran maldito. Al Diablo le has quitado su lugar. En tirano de las tinieblas te has convertido. En corrompedor de almas podridas, eternamente condenadas.
Cadenas en la noche, brisas congeladas. El sonido metálico de dos superficies en contacto. Guardianes del infierno rugen, gruñen ante el encuentro inminente de vidas a punto de entrar al destierro. Desde lo profundo de la noche asciendes, quemas en tus manos cada corazón perteneciente a la inferioridad creciente.
Furia ardiente, pudres todo a tu paso, contaminando la conciencia. Miedo infringes en quien posa sus ojos sobre los tuyos, desnudando a la bestia. Mala suerte, cabizbajos se alteran. Cada noche ellos ruegan. Con solo verte de lejos saben lo que les espera.
Ángel de la Muerte, tu hermosura roba mi cordura.
Un poema encarnado, un recuerdo torturado. Con la parte más oscura de tu corazón al descubierto, quién puede cuestionarme lo que verdaderamente siento. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar! En este blog respondemos todos los comentarios. Tus opiniones nos interesan, ¡te esperamos de vuelta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...