martes, 28 de febrero de 2017

Ayuda de un olvido

Verdadera emoción es lo que siento
cada vez que entrelazo nuestros sentimientos.
Palpitaciones corren dentro de mi pecho,
cuando recuerdo nuestro pasado deshecho.

Aunque, ¿de qué pasado estoy hablando?
No existe razón por la cual seguir continuando.
Sin embargo, me llenas de vida,
cada vez que vienes hacia mí como estrella caída.

Explotas en mi cabeza como sol envejecido.
Como rocío temprano en el pasto esparcido
desapareces del mundo con la primera llama,
siempre el rayo temprano pulveriza como flama.

Ven aquí, siéntate junto a mí.
Cuéntame todo aquello que te hace sentir.
Revélame cuanto por tu mente cruce,
dime eso que es con el contacto un roce.

Tomaré tu mano y lejos de aquí te llevaré.
La brisa sobre tu piel nuevamente sentir te haré,
otra vez podrás ver al Sol nacer.
Y a la Luna en el agua su reflejo humedecer.

Te llevaré bajo la lluvia, gota tras gota sobre tu piel golpeará.
Bajo el Sol de la tarde, plácidamente descansarás.
Prometo que por las noches sin miedo vas a estar,
cuidaré de aquello que es sensible, te veré reposar.

Y te veré sonreír, pues la felicidad que te ha dado
el recoger una flor y su aroma poder haber adorado,
recordando cómo era poder guardarla y cuidarla.
Nada podrá recompensar el favor que haré al resguardarla.             

Las estrellas sobre tu cabeza verás brillar,
sentirás como tus pulmones se hinchan al suspirar,
una vez más, llorando por lo que creíste olvidado.
Pero, ¿a quién una segunda oportunidad no se le ha dado?

Delante de ti iré, mostrándote todo como si fuera la primera vez.
Te guiaré, ni un segundo dudarás de seguirme a través
de la oscuridad porque el miedo sentirás al erizarse la piel.
Sé que lo agradecerás por el saber que transportas en tu ser

sobre otro lugar donde esto se te ha privado.
Con suerte quizás recuerdes lo que es ser amado.
Con suerte quizás recuerdes lo que es amar.
Dudo que ese sentimiento alguna vez hayas podido hallar.

Sé que no soy la primera que te ha hecho sentir algo,
Sé que no seré yo la que alguna vez pueda lograrlo.
Un medio verdadero que te contactó con este mundo,
Que has creído olvidar, en el que yo me hundo.

Te regalo esta porción de vida que me sobra
Que está destinada a una soledad sin honra.
Te ofrezco una última mirada al amanecer,
donde me verás por siempre caer.

Entonces no sabrás que hacer
con tanta vida brindada desde mi ser.
Te regalaré todos los latidos de mi corazón,
todos los que necesites para no perder la razón.

Podrás vivir a costa de mi placer,
que se regocijará siempre que no sepas que hacer
con todo el tiempo que te daré
con tal de saber que cerca de ti viviré.

¿Quién es Orfeo sino un reflejo de mí?
Con la disposición de correr hacia ti,
venceré lo que sea con la insistencia de verte fuera.
Haría lo que sea con tal de darte una libertad certera.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar! En este blog respondemos todos los comentarios. Tus opiniones nos interesan, ¡te esperamos de vuelta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...