martes, 7 de febrero de 2017

Beso de ensueño

Siento que vuelo en una nube sin preocupaciones, los bordes de la imagen se ven difusos y yo me miro como si fuese un espectador en una sala de cine. En esta película hay muchos participantes, muchos sucesos, uno más confuso que el otro. No hay razones, no hay sentido, sólo suceden y se siente bien. Se siente como volar, me siento ligera como pluma. Algo me agobia, puedo verme en la enorme pantalla, caminando tras un hombre vestido de traje. Un lujoso hotel, muchos huéspedes y mi familia. Los veo a todos, veo todo y sonrío. No sé por qué están aquí, pero me hace feliz. El paso del tiempo no pudo con ellos, y al igual que todo en la imagen, ellos brillan. Emiten luz. Una luz dorada, una luz que me hace sentir a salvo. Y allí estoy yo, viendo todo con mis propios ojos, viviendo todo desde mi propia piel. Ya no soy solo un espectador. Puedo sentir la adrenalina, mi corazón palpitando acelerado en mi pecho, mi cabello recién cortado un poco sucio. Me siento viva, me siento feliz, siento que vuelo en esos pasillos adornados como en los años veinte. Y luego todo se vuelve difuso una vez más. Las luces cambian, todo se vuelve un poco más frío, estoy sola y la luz de la luna es el único reflejo que entra a iluminar en la habitación en donde estás. Sonrío al verte, como todas las otras veces. Cierro la puerta, me deshago de mis zapatos y me tiro en la cama, sabiendo que imitarás mi acción. Y lo haces. Te tiras junto a mí, con tu enorme sonrisa, tomando mi mano y riendo. Te veo tan feliz, sin preocupaciones que te agobien. Nos sentimos como plumas, ligeras con el viento. Pero entonces tu mano abandona la mía y acaricias mi mejilla, mirándome a los ojos. Y así, con tu sonrisa intacta, me besas. Siento la suavidad de tu beso, siento mi corazón dispararse en una carrera contra nadie, las mejillas ardiendo y el beso se prolonga, los bordes de la imagen haciéndose nuevamente difusos. Y vuelvo a ser esa espectadora de cine, mirándose a sí misma en la enorme pantalla, siendo besada por segunda vez.
Y entonces me despierto. Y ya no vuelo, ni floto, ni soy feliz.
Porque todo fue un sueño.
Y pensé que ya no soñaba con esto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar! En este blog respondemos todos los comentarios. Tus opiniones nos interesan, ¡te esperamos de vuelta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...