lunes, 27 de febrero de 2017

En las garras del silencio

Supe a qué sabía el silencio cuando lo experimenté desde dentro.
Supo amargo y crudo, casi como un invierno olvidado.
Y sus heridas fueron las mismas que las del frío despiadado,
insípidas quemaduras sobre mi piel, sobre mi alma, justo al centro.

No puedo soportarlo, tanto silencio está haciendo que me vuelva sorda,
Me pierdo en mi llanto y me ahogo en mis suspiros de agonía.
Me vuelvo enferma en un ambiente que me cubre por completo,
en donde el sol se pone y continúa poniéndose sin yo poder detenerlo.

Llega la noche a pintar nuestro retrato, a ponerle un fin a mis sueños.
Llega para quedarse, sembrando su oscura semilla en mi corazón,
haciendo que tropiece y caiga en mis intentos por levantarme, y con razón
- apenas si respiro, ¿por qué derrochar mis desvelos por una noche sin dolor?

Piensa en lo que digo, en lo que susurra mi interior,
sabes que nadie podrá amarte de la forma en que lo hago yo.
Soy tu mejor aliado en esta guerra contra dos,
¿Quién te hace sentir así sino yo? Un vencedor, un ganador.

Silencio, cruel y frío silencio.
Me haces olvidar lo mucho que amo el bullicio
porque cuando me zambullo en tus aguas,
olvido que vivo y que muero,
y aun así respiro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar! En este blog respondemos todos los comentarios. Tus opiniones nos interesan, ¡te esperamos de vuelta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...